Curundú – Yo también quiero vivir gratis

El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica.


 

[fbvideo link=»https://www.facebook.com/elcuaracom/videos/1149847218368656/» width=»500″ height=»400″ onlyvideo=»1″]

El tema de Curundú es complejo y por muchas razones, existe gente en favor y gente en contra, algunos piensan que para nosotros los que estamos un poquito mejor económicamente, somos inconscientes de las vicisitudes que la vida les presenta a estas personas residentes de Curundú.

Pero: ¿Por qué nos molesta o indigna la posición que han tomado los curundeños de no querer pagar 50.00 dolares mensuales por sus hipotecas?

La respuesta es simple y tiene que ver con la igualdad de oportunidades, que para algunos existe y para otros no, tiene que ver con los gobiernos paternalistas que para ganar el voto de los sectores populares del país les prometen de todo y como ya es sabido, muchos no cumplen sus promesas de campaña o simplemente cumplen con el 75% de ellas y dejan en el 25% esas promesas, que al llegar otro gobierno quedan en el aire o son retomadas y reforzadas con algo adicional para hacer las más creíbles, más verdaderas; ¿pero quienes son los que cargan con el peso de esas promesas de campaña?, ¿de donde sale el dinero que se “regala” o “invierte” en labor social?

Respuesta: Ese dinero sale del bolsillo de los que trabajan día a día, por este país, de aquellos que cada quincena se le deduce impuestos varios y que haciendo union de toda la fuerza laboral y de la empresa privada, crea ese dinero para pagar a los “más necesitados del país” los llamados subsidios. Esto causa enojo en estas personas que ven que parte del dinero que ganan es recolectado para darle a otros que nada les cuesta y que se creen con todo el derecho de exigir porque nacieron “pobre” o porque tienen 6 hijos y es madre y padre (como salio diciendo una en tv nacional) o como dijo otra: que los parásitos somos nosotros que estamos sentados en una silla y cobrando toda la plata, ven te invitamos a que vengas y vivas lo que vivimos los curundeños, basta.

[fbvideo link=»https://www.facebook.com/elcuaracom/videos/1149471025072942/» width=»500″ height=»400″ onlyvideo=»1″]

Pero: ¿y nosotros qué?

Nosotros, los asalariados, los emprendedores, los que creamos una oportunidad de la nada poniendo en práctica nuestro conocimientos adquiridos, después de habernos quemados por casi 18 años las pestañas para poder estar sentados en esas sillas cobrando “to’a la plata”, que no es mucha por cierto, los que muchas veces fuimos a la escuela sin alimento porque estábamos apretados económicamente en casa y si almorzábamos no cenábamos o viceversa, o los que no contamos con mamá y papá en casa porque tenían que ir a trabajar para darnos una mejor educación, esa que nos decían que sería la única herencia que nos podían dejar. Y con sacrificios y demás estamos aquí, luchando por Panamá, pero para nosotros los que ganamos un poco más del salario mínimo, que pagamos impuesto sobre la renta, los que jamás somos beneficiados con el aumento de salario mínimo, pero si con el aumento de todo lo demás productos que suben de precio, a raíz del aumento del salario mínimo, ¿no tenemos derechos?.

Nosotros los que tenemos que ir a los bancos a pelarnos la cara para ver si nos pueden aprobar un préstamo hipotecario, pedirle cartas de trabajo a los de recursos humanos y que te hagan mil preguntas y que demoren para darte tu carta y tienes que rogarles para que te la den, para llevarla al banco y que al final de mucho papeleo te digan que no y entonces debes empezar otra vez de cero, para que cuando te aprueben tu préstamo, te aprueben el 90 o 98%  del valor total de la casa, por un periodo de 30 años, en los cuales tendrás que pagar mensualmente B/.237.06 , como pueden ver en el cuadro de abajo tomado de la Calculadora de Hipotecas de Banco General, pusimos como ejemplo una casa de 70,000 de interés preferencial. Y muchas veces cuando ya estamos viendo la luz tenemos casa y todo va bien, empiezan a hacer reducción de personal y quedas en el aire.

Calculo de Hipoteca

 

A nosotros nadie nos da nada, al contrario se nos quita. Nuestra clase trabajadora tiene que trabajar para la clase rica del país y también para la clase más pobre, estamos en el medio siendo exprimidos por este sistema y no protestamos, nunca nos quejamos.
Como dije anteriormente, por ganar más del salario mínimo, no aplicamos para los ajustes salariales. Cuando aumentan el salario mínimo, los empresarios han recurrido a transportar ese valor al todos los productos y adivinen que, esos productos suben de precio para todos.

Entonces yo me pregunto: ¿con que moral piden condonación de deuda la gente de Curundú?

Ellos no son los únicos panameños, nosotros trabajamos y también tenemos derechos, si les condonan la deuda a ellos, ¿tendremos que exigir al gobierno que nos condonen nuestras hipotecas?

Yo también quiero vivir gratis, quiero carro, casa y comida gratis, porque nací en Panamá hace treinta y tanto de años y tengo derecho, nací pobre y me eduque, pero no me alcanza, quiero tener muchos hijos y que el gobierno me los mantenga. Para que estudiar y trabajar, si el gobierno me tiene que dar de todo porque me lo merezco.

Hay que pensar bien, antes de emitir una opinión sobre este tema porque hay que gente que le gusta sentir lastima por las demás y lo que digas en contra de estas personas, lo verán mal.

Déjame un comentario dando tu opinión al respecto.

 

6 comentarios sobre “Curundú – Yo también quiero vivir gratis

  • el mayo 20, 2016 a las 2:01 pm
    Permalink

    La deuda nos condena, pero el perdón de la misma se llama condonación…. Por lo demás muy de acuerdo con usted.

    Respuesta
    • el mayo 20, 2016 a las 2:59 pm
      Permalink

      Gracias ya lo corregí. Uno trata de corregir lo máximo pero se nos escapan cosas y los correctores no ayudan :D.

      Respuesta
  • el mayo 20, 2016 a las 2:27 pm
    Permalink

    Condenar: Pronunciar el juez sentencia, imponiendo al reo la pena correspondiente.

    Condonar: Perdonar una deuda o una pena

    Una buena cantidad de tildes hicieron falta. Más (cuando se usa para comparar lleva tilde, no la lleva cuando es sinónimo de «pero»). No sé si la intención de las faltas ortográficas (entre otras) busque caer mal… se puede caer mal (ser crítico) escribiendo bien.

    Respuesta
    • el mayo 20, 2016 a las 3:02 pm
      Permalink

      Gracias por el apoyo en la ortografía, ya lo corregí. Si trato de escribir lo mejor posible, dentro de mis posibilidades y por lo general corrijo cuando el tiempo me lo permite, pues no soy, ni pretendo ser un versado en ortografía y carezco de tiempo, pero me esfuerzo. 😀

      Respuesta
  • el mayo 21, 2016 a las 2:46 pm
    Permalink

    El articulo dice la verdad, y si te equivocas en una palabra no importa. Lo que vale es tu mensaje. Felicidades.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *